Opinión | CARTA DEL DIRECTOR

El turismo puede ser verdad

  • AVELINO LLERA

Un cuarto de siglo después de la inauguración del fracasado núcleo de turismo de Valle, en Zurea, que en aquel momento fue pionero en la oferta de alojamientos rurales en Asturias, en Lena sí se está viendo una posibilidad de convertir ese recurso en una empresa de la que se pueden obtener importantes beneficios. Evidentemente, nunca será un filón generador de gran riqueza, pero sí una ayuda económica nada despreciable en estos tiempos que corren, de ajuste y descarbonización.

Además, contamos con la negativa experiencia que debe darnos la citada apuesta por Valle, hoy con las rehabilitadas casas sumidas en el abandono, para tratar de evitar errores que se cometieron en el pasado. Entre ellos, por ejemplo, cobrar unos precios desorbitados por las pernoctaciones cuando a los visitantes no se les ofrecía más que paseos por la naturaleza y respirar aire puro, que, desde luego, es mucho, pero no lo suficiente como para captar una clientela fiel, que se vaya con el firme deseo de repetir.

La pandemia, ese mal que ha llevado a muchos negocios a la ruina, puede echar una mano en ese ansiado resurgir turístico del Municipio, que durante lustros jugó sus alicientes a la única carta de la ermita prerrománica de Santa Cristina. Hoy cada vez son más las personas que buscan huir de las aglomeraciones para disfrutar de sus descansos. Espacios como el parque natural de Las Ubiñas, la vía romana de La Carisa, el “redescubierto” complejo deportivo de Valgrande-Pajares o incluso el oso cantábrico (con las consiguientes precauciones) son reclamos que hay que potenciar como alternativa saludable para un público cada vez más creciente.

Por supuesto, sin aparcar esa campaña, “Lena, Destino Ciclista”, que está dando magníficos resultados y que a buen seguro que recibirá un empujón más este mes de septiembre, con la llegada de la “Vuelta a España” a la cima de El Gamoniteiru, que si bien está en territorio quirosano (algo que parece que se está olvidando desde instancias municipales y que podría derivar en un conflicto vecinal), el pelotón subirá por el puerto lenense de La Cobertoria.

Figuras como el seleccionador nacional de fútbol Luis Enrique Martínez o el ex ciclista “Perico” Delgado, posando para las fotos con las camisetas con dicha marca, son los mejores embajadores de esta tierra como pista para la práctica del cicloturismo, también con ascensos, además del citado, como los de El Cordal o La Cubilla.

Este 2021 tiene que ser el principio de un despegue que debe continuar en el futuro, con el esperado añadido de otros reclamos, como las tradicionales romerías en los pueblos o celebraciones tan multitudinarias como La Flor, El Corderu o el Festival Astur-Romanu “La Carisa”, en Carabanzo, suspendidas en estas dos últimas ediciones.

Pero en ese proyecto debemos aunar esfuerzos y cooperar todos. De poco sirve tener, digamos, un bello paisaje si falla la hospitalidad o la comida deja mucho que desear (algo esto último poco probable, dada la enorme calidad de chefs y cocineras lenenses). La mayoría tenemos alguna experiencia en ese sentido y las ganas de volver se borran de inmediato. No cuesta nada ser amables, responder con algo más que un bufido o con el dedo índice cuando se nos pregunta por tal o cual lugar y, en definitiva, ver a los visitantes como alguien que viene a conocer y a divertirse con nosotros y, también, a dejar su dinero. Cuidémosles y saldremos todos ganando.

Avelino Llera (Director de La Voz de Lena)

 

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse