Opinión | TRIBUNA LIBRE

Derrota

La Voz de Lena, 13 Marzo 2017

José Fernández

El fallecido poeta ovetense Ángel González después de visitar a otro poeta, Antonio Machado, en su tumba de Colliure (Francia) escribió: “Se paga con la vida o con la muerte, pero se paga siempre una derrota”. Si ponemos estos versos en el poema, el escritor asturiano reflexiona sobre la triste condición histórica de derrotado como una cualidad inherente al alma del pueblo español. 

Y sin embargo seguimos remando para salir adelante en el proceloso mar de la vida, inasequibles al desaliento, aunque nos vendan los mismos de siempre con las mismas fórmulas de siempre. Si en el siglo XIX había un político que se llamaba Istúriz “el marrullero”, ¿qué epíteto colgar a estos que confunden a Puigdemont con los tristes y desconsolados huidos y exiliados de nuestra Guerra Civil?

Dejémoslo así y vayamos a lo nuestro, que es escribir sobre ese sentimiento de derrota anclado en el alma como una cicatriz con historia. ¿Se puede superar?, nos preguntamos. Pues claro que se puede. Si un poco a la carrera recorremos la historia de la Filosofía para encontrar una puerta que nos lleve a la victoria, la encontramos en el alemán Schopenhauer, quien pone la voluntad como motor principal de fuerza para tirar de nuestra vida. Esta fuerza vital es la que sostiene la vida agónica de nuestro ámbito rural, la que nos obliga a sostener con fuerza en nuestras manos la tradición, los usos y las costumbres. Y todo ello teñido por una soledad apabullante que amamanta una nostalgia paralizante y reaccionaria. Llevamos más de 30 años con una autonomía que a la fecha no presentó a la sociedad ni un solo proyecto especifico y global para nuestros pueblos, sus gentes, sus montes, sus ríos, su vida. Da lo mismo que Jesús Arango escriba que el ámbito rural y sus recursos son el futuro. Estos bobos ilustrados de ahora, como dice la novela, lo único que leen bien son los reglones torcidos que definen sus ambiciones. Pero nosotros seguiremos, aunque seamos los últimos que vivamos los cambios de color de las estaciones del año en la falda del Aramo.


 

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse