Municipio | ENTREVISTA EN EXCLUSIVA

"Lo que tengo muy claro es que no voy a irme de Dubai dejando a mis hijos tirados"

La Voz de Lena, 18 Septiembre 2018

El lenense Borja Brañanova aterrizó en Dubai en 2004. Ingeniero de Minas, con un master en Administración de Negocio, fue contratado por una compañía europea con plantas en Asturias para desarrollar una serie de proyectos innovadores en los Emiratos Arabes. En 2013 contrajo matrimonio con una mujer de nacionalidad sudafricana y ese mismo año nació su primer hijo, Sebastián, y en 2015 fue padre del segundo, una niña, Olaya. A principios de 2016 el matrimonio inició un proceso de divorcio, siguiendo la legislación federal que rige en aquel país. Desde entonces mantiene un litigio abierto por la separación conyugal y por la custodia de unos menores a los que las autoridades no permiten viajar a España para conocer a su familia, lo que ha derivado en un conflicto internacional. En la siguiente entrevista, concedida en exclusiva a LA VOZ DE LENA, narra la compleja tramitación que se está viendo obligado a sortear.

-¿En qué fase se encuentra su caso?

-Cuando se produce la solicitud de divorcio desde la otra parte mi bufete de abogados descubre que nuestro matrimonio es de los que denominan mixto, formado por dos extranjeros no musulmanes, con lo que la ley que aplican es la vigente en el país del marido. Así, en la primera vista el juez determina que se tiene que utilizar el Código Civil español. Pero la Constitución Española dice que el hombre y la mujer son iguales ante la Ley. La situación en la que estamos ahora es que el proceso de disolución matrimonial sigue abierto y lucho para que los derechos de los menores prevalezcan sobre los de los progenitores. Sin embargo, ellos entienden que deben irse con uno de ellos, en este caso con la madre.

-¿Cree que la comunidad internacional debe intervenir?

-Sin duda. La mamá sí pudo llevárselos con ella durante estos tres años, sin que ni siquiera se me pidiese mi autorización. En cambio, mis peticiones han sido ignoradas, lo que ha provocado que los niños no hayan podido venir a Asturias a conocer a su familia hasta en tres ocasiones. Los parientes cercanos no están en condiciones de viajar, por motivos de edad y de salud, y no pueden verles. Esa forma de actuar está reñida con las leyes internacionales que Emiratos Arabes ha firmado y ese es el punto principal de mi queja. He de resaltar que se ha implicado tanto el Estado como el Principado, poniéndose en contacto con mis abogados, lo que para mi es un halago. Les estoy muy agradecido.

-¿De qué se siente víctima?

-Soy víctima de un tremendo abuso. Gracias a Dios yo he nacido en Asturias. No voy a permitir que por haber sido el responsable de que mis niños hubieran nacido allí mi familia no pueda abrazarles. Me niego. Lo que tengo muy claro es que no voy a irme dejando a mis hijos tirados.

-Se ha creado una plataforma de apoyo.

-Efectivamente. Un grupo de personas de Luarca (de donde es natural su madre, Ana Brañanova, gerente hasta su jubilación de una tienda de deportes en La Pola) a las que no conozco han constituido una plataforma en change.org por la que recogen firmas para cambiar esta situación, que me ha tocado a mi en esta oportunidad, pero que puede afectar a cualquiera. Aquellos que quieran participar pueden hacerlo a través del siguiente enlace: https://www.change.org/p/ministerio-español-de-exteriores-emiratos-árabes-impide-a-dos-niños-españoles-viajar-a-nuestro-pa%C3%ADs.

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse