Opinión | CARTA DEL DIRECTOR

Que no sea vía muerta

Titular de LA VOZ DE LENA en la edición impresa correspondiente a la primera quincena de julio de 2015: “Fomento planea cerrar las vías de Payares en cuanto abra la Variante”. En aquella noticia se adelantaba que el Estado descartaba mantener operativas en el futuro dos conexiones por tren entre Asturias y la Meseta, debido al elevado coste que conllevaría tal duplicidad de líneas. Otro de los argumentos aducidos para justificar la drástica medida es que el centenario itinerario, jalonado por una interminable sucesión de túneles que requieren de constantes reparaciones, dispararía los gastos de mantenimiento, que se cifran en torno a los 16 millones de euros anuales, una consignación presupuestaria que sitúa ese trazado entre los más “caros” de todos los que gestiona el “Administrador de Infraestructuras Ferroviarias” (“ADIF”) en el territorio nacional.

Desde determinados sectores no se dio credibilidad a aquella información e incluso se acusó a este medio de querer “intoxicar” con falsos anuncios, cuya supuesta finalidad era generar entre la población un clima hostil hacia el gobierno de turno. Pues bien, si el tiempo pone las cosas en su sitio, cinco años más tarde ya se da por hecho que el viejo tendido payariego dejará de prestar servicio en cuanto llegue la Alta Velocidad, para lo que a estas alturas de 2020 sigue sin haber una fecha concreta, pues los pronósticos bailan de una semana a otra.

En el supuesto de que sea así conviene analizar las consecuencias. En primer lugar, se privaría a los habitantes de ese valle lenense (y a los de varios pueblos leoneses) de un transporte público que, aunque en unas condiciones precarias, les “acerca” a las áreas urbanas. En principio la idea es mantener el servicio hasta Puente de los Fierros, un mal menor que no satisface, como es lógico, a los que residen más allá de ese final de tramo.

Un segundo aspecto que hay que abordar antes de que sea demasiado tarde es qué se va a hacer con los “restos” del ferrocarril. ¿Se retirarán los raíles, se taparán las entradas a los túneles y se acometerá una restauración medioambiental? Se antoja difícil ante la cuantiosa inversión que supondría recuperar tan larga mancha de terreno. Si se opta por dejarlo tal cual está quedaría como legado un “residuo” que se convertiría en un serio obstáculo en las pretensiones que buscan rentabilizar el turismo como recurso, con la cercana calzada romana de La Carisa, entre Pendilla y Carabanzo, entre una de sus principales apuestas. Además, se abandonaría un patrimonio arquitectónico con singulares edificios, como las estaciones de Campomanes, Linares-Congostinas o Payares.

Una plataforma lucha por conservar esa rampa de Pajares, dándole un uso recreativo. Pero su iniciativa no ha encontrado un respaldo decidido en la Administración. Desde luego, si se descarta para los convoyes de mercancías (lo que tampoco parece muy razonable, pues cualquier avería en la Variante dejaría a la región aislada por tren), la salida tiene que pasar por esa funcionalidad. Sino en todo el recorrido, sí al menos en una parte.

Se presenta la oportunidad de impulsar un gran “parque temático” (esos que tanto se pregonaron en la época de las despilfarradas ayudas a la reindustrialización), con un fuerte atractivo, ya que se podría ligar al complejo deportivo de Valgrande, abriendo una larga ruta turística, que se codearía con las más populares del Principado, como son, por ejemplo, la del Cares o la senda del oso. El revulsivo económico que supondría para el Concejo sería apreciable, dado que generaría puestos de trabajo en la hostelería y el comercio (tiendas de artesanía, de alimentación y de productos típicos…), en empresas chacineras y de alojamiento, entre otros ramos, y dinamizaría un espacio al que, de lo contrario, se le presagia un negro horizonte. En unos momentos en los que se valora el destino de los fondos para la transición energética que se tenga en cuenta ese bien.

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse