Platos de cuchara

Los platos tradicionales de cuchara constituyen un patrimonio gastronómico, y cultural, que hay que preservar. Son muy preferibles a los alimentos procesados y ultraprocesados, tan habituales en nuestras comidas. Está científicamente demostrado el beneficio de un mayor consumo de alimentos vegetales para la prevención de enfermedades crónicas. Por ello, son aconsejables aquellos con más cantidades de verduras y menos contenido de alimentos de origen animal (sobre todo de carnes procesadas, como los embutidos). Pero eso no significa que comer una fabada de vez en cuando suponga un peligro si seguimos una dieta saludable.

Las legumbres aportan al organismo proteína vegetal de un valor biológico aceptable, así como fibra soluble e hidratos de carbono de bajo índice glucémico. Poseen un valor calórico moderado y un elevado poder saciante. Su consumo frecuente se ha relacionado con un mejor control de la glucosa y de los lípidos sanguíneos, como el LDL-colesterol. Sin embargo, su demanda ha disminuido y hay que revertir esa tendencia a la baja. Para cocinarlas no es necesario abusar de las fuentes animales menos recomendables (es decir, los embutidos). Se aconseja tomarlas con cereales, con verduras y hortalizas o con fuentes proteicas que no supongan riesgos para la salud, tales como las del pollo, pavo, mariscos, moluscos, pescados, conejo...

En Asturias hay platos de cuchara muy conocidos, como la fabada, el pote de berzas, el de castañas… Tienen en común que aportan demasiadas calorías y grasas saturadas, motivo por el que deben ser ingeridos ocasionalmente y no con asiduidad, pero otras alternativas, como el puré de verduras y hortalizas o unos moros y cristianos, sí pueden ser una magnífica elección.

En los últimos tiempos se han puesto de moda las sopas y las cremas frías. Tampoco resulta raro encontrarse con variantes del gazpacho, que incluyen frutas en su composición. Todas estas recetas, siempre que no se les añada mucha nata, como a veces sí ocurre, son saludables.

(El doctor Ramón de Cangas dirige clínicas de nutrición y dietética en la calle Uría, 38, de Oviedo; Saavedra, 4, de Gijón, y en González Abarca, 6, de Avilés)

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse