Opinión | CON LA VENIA

La alarma de nuestro Estado

Jurislena Abogadas, 01 Marzo 2017

Pues efectivamente, nos toca de nuevo vivir en un estado de alarma, algo que en nuestro país sólo ha ocurrido en cuatro ocasiones y tres de ellas con ocasión de este virus tan insistente. Empezaremos por mencionar que la Constitución, a través del artículo 116.2, posibilita al Gobierno para declarar el estado de alarma en todo o parte del territorio nacional cuando se produzca alguna de las siguientes alteraciones graves de la normalidad: catástrofes, calamidades o desgracias públicas (tales como terremotos, inundaciones, incendios urbanos y forestales o accidentes de gran magnitud), crisis sanitarias (tales como epidemias y situaciones de contaminación graves), paralización de servicios públicos esenciales para la comunidad, cuando no se garantice lo dispuesto en los artículos 28.2, y 37.2 de la Constitución, concurra alguna de las demás circunstancias o situaciones contenidas en este artículo y situaciones de desabastecimiento de productos de primera necesidad. 

Llegados a este punto, y ante la situación sanitaria actual el Boletín Oficial del Estado (BOE) del 25 de octubre de 2020 recoge el Real Decreto 926/2020, por el que se declara el estado de alarma para contener la propagación de infecciones causadas por el SARSCoV-2 . Con todo, éste contiene unas normas y pautas a seguir muy distintas de los estados de alarma de hace meses.  

Dejamos a continuación sus claves: 

Ambito territorial: abarca todo el territorio nacional, si bien en las Islas Canarias se establecen ciertas excepciones de aplicación.

Duración: el Gobierno ya ha adelantado su intención de prorrogarlo hasta el 9 de mayo, de contar con el necesario respaldo parlamentario. 

En Asturias durante el periodo comprendido entre las 00:00 y las 06:00 horas las personas únicamente podrán circular por las vías o espacios de uso público para la realización de una serie de actividades, como, por ejemplo, las laborales, profesionales, asistencia a centros sanitarios, asistencia y cuidado de personas mayores, etc. En las comunidades autónomas la autoridad competente podrá variar (adelantar o atrasar una hora) el inicio y el fin de ese tramo horario de limitación. 

Limitación de grupos de personas. La permanencia de grupos de personas en espacios de uso público, tanto cerrados como al aire libre, quedará condicionada a que no se supere el número máximo de seis, salvo que se trate de convivientes y sin perjuicio de las excepciones que se establezcan en relación a dependencias, instalaciones y establecimientos abiertos al público. 

Además, se limita la permanencia de personas en lugares de culto mediante la fijación, por parte de la autoridad competente delegada correspondiente, de aforos para las reuniones, celebraciones y encuentros religiosos, atendiendo al riesgo de transmisión que pudiera resultar de los encuentros colectivos. Dicha limitación no podrá afectar en ningún caso al ejercicio privado e individual de la libertad religiosa. 

A la vista de la evolución de los indicadores sanitarios, epidemiológicos, sociales, económicos y de movilidad, previa comunicación al Ministerio de Sanidad y de acuerdo con lo previsto en el artículo 13, las comunidades autónomas tendrán potestad para modular, flexibilizar y suspender la aplicación de las medidas de limitación de movilidad previstas en este Real Decreto, con el alcance y ámbito territorial que determine. Por tanto, cada comunidad podrá definir las áreas a confinar, ya sea todo su territorio, barrios, ciudades...

En Asturias ya tenemos limitada la movilidad de los ciudadanos de Avilés, Oviedo y Gijón y al cierre de este artículo se acababa de conocer el anuncio del cierre perimetral de todo el Principado de Asturias.

 

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse