¿En la España vaciada?

Hace unos días el Laboratorio de Estudios de la Universidad de Oviedo “Regiolab” emitía un análisis demográfico de Asturias en el que aventuraba una pérdida significativa de población en el suroccidente de la región y en las Cuencas Mineras, que en el caso particular de Lena cifraba en torno a un 15 por ciento del censo allá por el horizonte de 2030. Es decir, tomando los registros actuales, unos 1.700 vecinos. O lo que equivale a los que suman Campomanes, Villayana y Carabanzo.

Cuestionar las conclusiones de los técnicos universitarios sería llamarse a engaño. Es más, la evolución del Padrón en esta última década ha mantenido esa misma tendencia negativa, pasando de 12.782 habitantes en 2009 al umbral de los once mil a principios de este año. Las cuentas están muy claras: un centenar de empadronados menos por ejercicio, según revelan los recuentos efectuados por el “Instituto Nacional de Estadística” (“INE”). De los 13.602 censados que había en 2003 se iría hacia un declive que, lejos de detenerse, continúa imparable: en 2004 se pasó a 13.425, en 2006 a 13.092, en 2008 a 12.966, en 2010 a 12.718…

En las últimas semanas ha estado en el candelero de la actualidad lo que se ha venido en denominar “la España vaciada”, unos territorios del país, por lo general alejados de los grandes focos urbanos, cuyos moradores se están viendo obligados a emigrar en busca de un porvenir laboral. Meter a Lena en ese saco es quizás pecar de alarmismo, pero la persistente bajada del censo apunta más en esa dirección que hacia cualquier otra.

Una vez que se conoce la situación hay que abordar las causas para poder actuar en consecuencia. Bien, pues tras una etapa, allá por los setenta y ochenta, en la que se produjo una fuerte concentración de familias procedentes del área rural en La Pola y también, aunque en menor medida, en Campomanes, se pasaría a que un alto porcentaje de desplazamientos residenciales se producen actualmente hacia el centro de la región. La apertura de la Autovía A-66, hace un cuarto de siglo, que en su momento se vio como una posibilidad de desarrollo para el Concejo, ha dado lugar a un “acercamiento” de ciudades como Oviedo y Gijón en la que muchos lenenses trabajan, han invertido en la compra de viviendas o salen en sus ratos de ocio de fin de semana, en perjuicio de una hostelería local que en este 2019 ha sido objeto de numerosos cambios de titularidad de negocios. Los intentos de poner en marcha nuevas promociones inmobiliarias tampoco han despegado y todavía hay pisos a la venta de las que se construyeron hace más de una década. Y las casas de los pueblos o bien están ocupadas por personas mayores o se utilizan en cortos periodos vacacionales. Ese es el diagnóstico. ¿La solución?

En primer lugar, aprovechar esa posición estratégica que brinda la “puerta de Asturias”. Resulta muy difícil entender que el polígono industrial de Villayana siga sin tener unos accesos directos a la A-66, en tantas ocasiones anunciados y comprometidos, que, sin duda alguna, contribuirían a la consolidación de las empresas que ocupan ese marco y a atraer alguna más (la prensa regional ha publicado que el de Argame, con peores comunicaciones, está desbordado). Lo que no es de recibo es que cada dos por tres camiones con mercancía para las naves de La Vega acaben completamente desorientados, en busca de una pista polvorienta que sirve como única conexión con las factorías.

Con fábricas en pleno funcionamiento (por supuesto, también en la superficie de La Cobertoria, que continúa siendo un arrabal), un lavado de imagen de espacios como El Sotón, que hoy constituye un feo escaparate, y con la ayuda de la ganadería, de plantas de producción de productos autóctonos (embutidos, quesos, mermeladas, miel…) y del turismo se conseguiría detener esa tremenda sangría que ha restado muchos habitantes a una tierra que no hace demasiado tiempo vivió del campo, de la minería… Páginas del pasado que ya son historia. Ahora lo que toca es afrontar el futuro. Con firmeza y trabajo.

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse