Opinión | CON LA VENIA

Declaración de la Renta

Jurislena Abogadas, 01 Marzo 2017

Un año más toca ponerse al día con el Fisco, por lo que a continuación hacemos un breve resumen de los cambios más significativos en la campaña de la Renta, que finaliza 30 de junio, con la salvedad de que para los pagos domiciliados el plazo es hasta el 25 de junio.

Si bien no hay grandes novedades en la tributación, sí las hay en la cumplimentación. El primero, la identificación del domicilio fiscal actual, que aparece de forma separada, para que antes de descargar los datos fiscales lo ratifiquemos o modifiquemos. En el caso de rendimientos de actividades económicas habrá un desglose más detallado de los ingresos y gastos deducibles. Además, se ha creado un “Anexo D”, de cumplimentación voluntaria, en el que los contribuyentes podrán rellenar el NIF de los proveedores de determinados gastos, así como su importe.

Por lo que respecta a los principales puntos que nos eximen de presentar la declaración son los siguientes:

De forma genérica, no es obligatorio declarar por rendimientos íntegros del trabajo cuyo importe no supere los 22.000 euros brutos anuales cuando hay un solo pagador. S son más de uno tampoco habrá que realizar la declaración siempre que las cantidades percibidas del segundo y restantes, por orden de cuantía, no superen en su conjunto los 1.500 euros anuales. 

El límite máximo para no declarar es de 12.643 euros brutos anuales cuando procedan de más de un pagador (salvo la excepción de 1.500 euros especificada), se perciban pensiones compensatorias del cónyuge o anualidades por alimentos (excepto cuando estas últimas procedan de los padres por decisión judicial).

El pagador de los rendimientos del trabajo no está obligado a retener cuando se perciban rendimientos íntegros del trabajo a tipo fijo de retención. A la hora de realizar los cálculos hay que tener en cuenta que los rendimientos íntegros del trabajo incluyen, además de los sueldos, prestaciones como las de desempleo o las pensiones.

No están obligados a declarar aquellos contribuyentes cuyos rendimientos del capital mobiliario y ganancias patrimoniales no superen en su conjunto los 1.600 euros anuales. Tampoco las personas que hayan percibido menos de 1.000 euros anuales procedentes de rentas inmobiliarias imputadas, Letras del Tesoro y subvenciones para la adquisición de viviendas de Protección Oficial y demás ganancias procedentes de ayudas públicas.

En ningún caso están obligados a declarar los ciudadanos con pérdidas patrimoniales de cuantía inferior a 500 euros y que no superen los 1.000 euros anuales al sumar los rendimientos íntegros del trabajo, del capital o de actividades económicas, así como las ganancias patrimoniales.
Conviene resaltar que, aunque no exista la obligación de presentar la declaración, puede ser beneficioso para acogerse a algún tipo de deducción o conseguir una devolución.
Les recordamos que ya pueden solicitar cita en nuestro despacho.

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse