Municipio | TRIBUNALES

Se aplaza el inicio del juicio por el accidente que costó la vida al minero lenense José Luis Arias

La Voz de Lena, 06 Abril 2021

La titular del Juzgado de lo Penal número 2 de León ha decidido aplazar el inicio de la vista oral cuyo comienzo estaba previsto para la mañana de este lunes, 5 de abril, en la que se debían dirimir las responsabilidades en el accidente ocurrido el 28 de octubre de 2013 en el pozo “Emilio del Valle”, en la localidad leonesa de Llombera de Gordón, en el que fallecieron seis mineros, cinco leoneses y el lenense, de La Pola, José Luis Arias.

El motivo del aplazamiento responde a que dos de los ingenieros de la “Hullera Vasco Leonesa” que se sientan en el banquillo de los acusados tienen suscritos seguros de responsabilidad civil que deberían hacer frente a las indemnizaciones solicitadas por los abogados que representan a las familias de las víctimas. La contratación de esas pólizas no había sido incluida en la fase de instrucción del largo proceso judicial previo, lo que cambia sustancialmente el procedimiento, ya que la consideración de la compañía aseguradora (es la misma para ambos) como responsable civil subsidiaria obliga a retrotraer la instrucción al principio, al objeto de que puedan argumentar su defensa y tanto el fiscal como los abogados de la acusación deben modificar sus escritos de acusación.

José Luis Arias tenía 45 años cuando se produjo la fatídica fuga de grisú que segó su vida y estaba a punto de alcanzar la prejubilación laboral. Trabajaba en la mina desde 1996 y era muy conocido en Lena, pues sus padres habían regentado durante largo tiempo la “Sidrería Severino”, en el barrio de El Llerón. Estaba casado y era padre de dos hijos, una niña y un niño que en aquel momento tenían 12 y 6 años, respectivamente. Su viuda, Itziar Ríos, ha calificado el juicio de “comedia”. “Se están riendo de ellos; esto no es justo después de lo que pasó”, ha escrito en un breve comentario a la noticia publicada en LA VOZ DE LENA en la que se informaba del arranque del juicio.

Los tribunales tendrán que arrojar luz sobre un suceso que conmocionó a la minería, y a las Cuencas en general, y determinar si el escape de metano fue imprevisible o si por el contrario se habían producido con anterioridad suficientes señales de alerta de la peligrosidad que encerraba la explotación en la que tuvo lugar el siniestro como para haber podido evitar tan dramático episodio. En este último caso se trataría de un homicidio por imprudencia grave.

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse