COMPRAR BIEN NO CUESTA TANTO

  • Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) de Lena

La Voz de Lena, 24 Noviembre 2020

Consejos generales:

Elabore una lista cerrada y procure no salirse de ella. Evitará así la “compra impulsiva” y condicionada por la publicidad.

Anticípese a las fechas “críticas”, planificando con antelación lo que va a adquirir siempre que sea posible y evitará con ello precios exagerados, cuando el producto es el mismo.

Compruebe el correcto etiquetado de los productos, con indicación clara de contenidos y composiciones, así como de fechas de caducidad o consumo preferente.

Denuncie las irregularidades que se aprecien. Puede evitar que sigan produciéndose.

Si va a adquirir un producto alimenticio que lo permita piense en la posibilidad de comprarlo cuando sea su temporada, a mejor precio, y congelarlo.

Compare siempre precios y calidades en diversos establecimientos. Las diferencias pueden ser sorprendentes en algunos casos (por ejemplo, en juguetería si estamos en temporada navideña).

Si el artículo que se compra es de amplia oferta siempre será más probable que la competencia dé lugar a precios mejores.

Exija siempre factura detallada y garantía sellada.

Las instrucciones de los artículos que vaya a adquirir deben ir en lengua castellana.

Aunque no suponga en sí una garantía de calidad, puede ser útil que el establecimiento esté adherido al arbitraje de consumo, como medio para dirimir posibles controversias de manera gratuita, rápida y sencilla.

ALIMENTOS CONGELADOS

La congelación de alimentos es una buena alternativa para ahorrar, ya que los alimentos descongelados adecuadamente mantendrán las mismas propiedades que los frescos.

Para congelar es imprescindible disponer de un arcón congelador o congelador de 4 estrellas (30º C bajo cero). Los congeladores de 3 estrellas sólo sirven para conservar productos ya congelados.

Congele sólo alimentos que estén en perfectas condiciones.

Antes de introducir el alimento, regule el congelador a la temperatura más baja posible.

Cuando vaya a congelar una cantidad importante de productos baje la temperatura dos horas antes.

Proteja los alimentos con envolturas a prueba de humedad y vapor.

Si va a congelar productos frescos, métalos en el congelador nada más comprarlos. Si se trata de comida preparada haga lo mismo una vez que esté fría, ya que el cambio de temperatura podría afectar a otros productos que ya tiene en el congelador.

Los alimentos picados o rellenos son muy delicados por su gran capacidad para ser atacados por enzimas o microorganismos, por lo que deben conservarse durante poco tiempo. En los alimentos que se vayan a rellenar conviene congelar cada producto por separado.

En el caso de productos congelados industrialmente siga los consejos del fabricante sobre su duración.

Cuando vaya a comprar productos congelados compruebe que el congelador del establecimiento donde los adquiera no esté cargado por encima de su capacidad y que el termómetro esté a menos 10º C.

Los arcones de los establecimientos deben estar limpios. Lo mismo sucede con los envases de los productos, que además no deben presentar rasguños y deben estar duros cuando se presionen.

Para transportarlos utilice bolsas isotérmicas y procure que entre su adquisición y su llegada a casa no pasen más de dos horas. Métalos inmediatamente en el congelador.

Para descongelar carne y pescado lo mejor es hacerlo de una manera lenta. Es decir, sacarlos del congelador la noche anterior y pasarlos al frigorífico. No descongelar nunca en un sitio caliente, ya que se puede perder sabor, textura y valor nutritivo.

Las verduras no necesitan descongelarse y pueden cocinarse directamente.

Con los productos que compra congelados siga las instrucciones que el fabricante incluya en los envases.

Finalmente, nunca vuelva a congelar un producto que ya haya descongelado previamente.

COMPRANDO JUGUETES

Procure no seguir estereotipos, ni consejos publicitarios; guíese por las necesidades y gustos reales.

No discrimine a niños y niñas con los juguetes.

Busque juguetes que estimulen actividad, participación y sociabilidad. Evite los que son meros espectáculos o que induzcan al aislamiento.

Cuidado con las pilas: no sólo pueden ser un peligro, sino también un gasto considerable. Si su elección exige pilas, plantéese la opción de comprarlas recargables.

No se guíe sólo por la publicidad. No tiene por qué ser engañosa, pero buscará siempre el fin de convencer a sus destinatarios y, si está bien hecha, tiene un gran poder de sugestión.

Busque la marca CE como muestra de conformidad con las disposiciones comunitarias.

LAS REBAJAS

Las rebajas han de ofrecer productos con calidades iguales a las que tendrían el resto de la temporada. Por igual razón, el etiquetado habrá de ser igual al resto de las demás prendas.

Es obligatorio que figure el doble precio: el anterior a la rebaja y el rebajado.

No se pueden ofrecer en rebajas productos con defectos o irregularidades: se trataría de saldos o liquidaciones.

Nunca admita un recargo por el pago con tarjeta de crédito/débito si se admite este medio de pago en las ventas normales.

Respecto del cambio o devolución, estos no son obligatorios para los comerciantes, por lo que deberá comprobar dicha posibilidad antes de efectuar la compra.

TENGA EN CUENTA QUE...

COMPRAR CALIDAD NO ES SIEMPRE PAGAR MÁS.

PLANIFIQUE, BUSQUE Y COMPARE.

NO COMPRE IMPULSIVAMENTE.

EXIJA Y DEFIENDA SUS DERECHOS.

EL MEJOR REGALO ES REGALAR LO JUSTO.

AHORRE EN LA COMPRA.

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse