Municipio | SUCESO

El juez decreta el ingreso en prisión del conductor que arrolló a un guardia civil en La Pola

La Voz de Lena, 03 Septiembre 2019

La juez titular (en calidad de suplente) del Juzgado de Instrucción Número 2 de Pola de Lena ha decretado el ingreso en prisión, sin fianza, del ciudadano de nacionalidad polaca que en la mañana del martes 3 de septiembre conducía un turismo de la marca “Volskwagen Passat”, con un remolque, que se saltó un control de la Guardia Civil y en su huida arrolló a un agente del Instituto Armado que resultó con graves lesiones en una pierna, de las que fue intervenido quirúrgicamente este miércoles y evoluciona satisfactoriamente. El copiloto, que alegó que en ese momento iba dormido en el vehículo, ha quedado en libertad, aunque con cargos y con la obligación de comparecer puntualmente ante la Justicia.

En su declaración el autor del atropello, afincado en el distrito langreano de Riaño, reconoció los hechos, si bien puntualizó que no se había percatado de que le estaban dando el alto y que no tuvo intención de herir al funcionario.

Según las investigaciones policiales, se le había retirado el carné de conducir, viajaba bajo los efectos del alcohol y sobre él pesaba una orden de búsqueda y captura por incumplir su extradición a Polonia. Ahora se le imputa un delito de atentado contra la autoridad.

Los abogados de oficio que les asistieron explicaron que iban a Madrid a comprar un coche y que hicieron una parada en la capital lenense. “En ningún momento se dieron cuenta de que les estuvieran dando el alto, por lo que prosiguió la marcha y fue cuando, sin ninguna intencionalidad, golpeó con el remolque al agente”.

Testigos presenciales aseguran que “salieron acelerando a tope”, reacción que los letrados achacan a que “se pusieron nerviosos al no tener carné”.

Como ya se ha informado en esta edición digital de LA VOZ DE LENA, la Guardia Civil desplegó un amplio dispositivo para dar captura a los dos ocupantes del coche, que abandonaron en la gasolinera de la calle Hermanos Granda para emprender una huida a pie hacia La Barraca. Uno de ellos era apresado a los pocos minutos en el paseo fluvial, mientras que el otro permaneció escondido en la zona hasta que fue localizado dos horas después. En el rastreo participó un helicóptero (en la imagen) que sobrevoló esa parte de la población a baja altura.

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse