Empresas | COVID-19

Los hosteleros estallan ante las nuevas restricciones en Lena: “Nos echan el muerto y nos matan”

La Voz de Lena, 09 Febrero 2021

El vaso de la paciencia de la hostelería lenense ya lleva meses desbordado y la entrada en vigor de un endurecimiento de las restricciones, durante un periodo de 14 días, para intentar poner coto al elevado índice de contagios por coronavirus en el Municipio (una media de diez infectados diarios), entre ellas el cese de actividad en bares y restaurantes, ha provocado la indignación de un gremio que no se considera causante, "para nada", de esos malos resultados en la evolución de la pandemia, que han llevado a las autoridades sanitarias a mantener a Lena en el nivel "4 Plus", de riesgo extremo.

“Nos están echando el muerto a nosotros y no somos los culpables; nos matan”, manifiesta la indignada titular de una conocida cafetería en La Pola, que prefiere no revelar su identidad, pero que asegura ser portavoz del sentir mayoritario del sector. “Puede haber algunas excepciones, pero la inmensa mayoría cumplimos con las medidas que nos han impuesto en seguridad e higiene”, subraya, para añadir que “el problema es que como la gente no puede reunirse en nuestros locales, ni en la calle a partir de las diez de la noche, pues se juntan en viviendas particulares con familiares y amigos y es ahí donde se propaga el virus”.

Aunque casi todos han optado por clausurar sus negocios en estas dos semanas, algunos ya han anunciado que servirán cafés, refrescos y pinchos para llevar, un “parche” que aminora las pérdidas, pero que, como dice la fuente consultada, “no te cubre ni siquiera la mitad de los gastos”.

Desde las asociaciones de hostelería se han convocado movilizaciones en toda la región para exigir ayudas directas, un apoyo que se considera crucial para evitar el cierre definitivo de muchos negocios.   

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse